Menu

Marruecos, un ejemplo de consagración de los valores del Islam moderado en el mundo y en África

Rédigé le Viernes, 10 de Julio 2020 à 12:20



Rabat - El Sheikh Musa Sindayiga, presidente de la antena de la Fundación Mohammed VI de Ulemas africanos en Ruanda, destacó el ejemplo religioso marroquí en la consagración de los valores del Islam moderado en África y subrayó el papel pionero desempeñado por Marruecos en la promoción del diálogo intercultural e interreligioso en los foros multilaterales.

Participando en el "Sáhara Debate", un programa ciudadano transmitido en las redes sociales que ofrece una plataforma abierta y democrática para arrojar luz sobre la cuestión del Sáhara marroquí, el predicador indicó que la antena de la Fundación Mohammed VI en Ruanda constituye un espacio unificador que permite la difusión de los valores del islam moderado basados en la tolerancia, la solidaridad y la defensa del culto islámico contra todas las ideas extremistas y desviadas.

El Sheikh Musa Sindayiga destacó también que desde la accesión de Su Majestad el Rey Mohammed VI al Trono, Marruecos se ha embarcado en una estrategia multidimensional y proactiva cuyo objetivo fundamental es salvaguardar la identidad religiosa de los marroquíes e inmunizar al Reino contra las ideas extremistas y contra cualquier instrumentalización política o ideológica de la religión.

Para él, este enfoque innovador apunta principalmente al surgimiento de una sociedad plural segura de sí misma que saca su fuerza de los principios de apertura, la modernidad y la tolerancia, prestando especial atención a la seña auténtica y espiritual que ha distinguido durante siglos a Marruecos en el concierto de las naciones.

Como parte de este enfoque vanguardista, Marruecos, y gracias a una visión real ilustrada, ha conferido un lugar privilegiado al establecimiento de un marco eficiente para la educación religiosa que tiene como objetivo proteger el distintivo religioso del Reino, cuyos fundamentos son la institución del Comendador de los Creyentes, la doctrina Ash'arita, el rito malekita y el sufismo sunita, explicó.

El Sheikh Musa Sindyiga también destacó la dinámica de reforma emprendida por Marruecos que le permitió posicionarse como un modelo en términos de gobernanza en el ámbito religioso hasta tal punto que los países de Europa y África subsahariana han reconocido la pertinencia de la estrategia marroquí.

En este contexto, citó como ejemplo el Instituto Mohammed VI para la formación de imanes y predicadores, que ha acogido a un total de 1,463 estudiantes pertenecientes a los países de la CEDEAO, Sahel, Gabón y Chad, desde su creación en 2015, recordando que estos estudiantes se beneficiaron de una sólida formación en ciencias religiosas que les permitió responder a todas las preguntas y corregir los conceptos.

Para este predicador, estas audaces acciones se vieron reforzadas más todavía con la creación de la Fundación Mohammed VI de Ulemas Africanos, un establecimiento que consagra la especificidad de los vínculos geográficos, lazos históricos, bases científicas y sensibilidades espirituales adosados a las constantes religiosas y doctrinales que comparte Marruecos con varios países africanos.

Se trata, según el dignatario religioso, de iniciativas esenciales que atestiguan el compromiso continuo de Su Majestad el Rey, como Comendador de los Creyentes, a favor de la promoción de los valores del islam, en particular mediante la construcción de mezquitas en varios países africanos, la creación del Instituto de Estudios Africanos y la organización de conferencias sobre el sufismo.

En la misma línea, El Sheikh Musa Sindyiga indicó que Marruecos ha desempeñado un papel importante en la promoción del diálogo intercultural e interreligioso en los foros multilaterales, destacando que fue por iniciativa de Marruecos que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó, en julio de 2019, un Resolución sobre la promoción del diálogo interreligioso y la tolerancia en el contexto de la lucha contra el discurso del odio. 

Esta serie de iniciativas está en línea con el espíritu del discurso de fundador que pronunció Su Majestad el Rey en abril de 2004 sobre la reestructuración del campo religioso en Marruecos, concluyó el predicador ruandés. 


Nuevo comentario: